miércoles, 1 de octubre de 2014

Sin máscaras


"¡Esta eres tú!" 
Así empieza mi película favorita, "Mi vida sin mí" de Isabel Coixet. 
Y así comienzo yo esta nueva aventura.

Ya va para seis años que soy blogger y creo que esta es la primera entrada que firmaré con nombre y apellidos reales, dejando en el desván a mi querido alter ego. Y no porque reniegue de él, si no más bien, porque creo que ha llegado el momento de dar un paso más hacia adelante. 

Hoy es 1 de octubre de 2014. Hace poquito que ha entrado el otoño con fuerza aquí en Irún. Soleados días en una atmósfera gris, como siempre. Un mes importante a nivel personal y profesional. ¿Más motivos? Hay una parte de mí que necesitaba desnudarse definitivamente y, otra, que quería por fin ponerle realidad a una biografía que el anonimato dejaba oculta para quienes no me conocen. 

Escribir bajo seudónimo me ha dado confianza y tablas, me hizo crear mi propio estilo bloggero y encontrar mi lugar, un "pisito blog" donde dejar volar la imaginación, las historias que se amontonaban en la cabeza y disfrutar. 
Porque yo escribiendo soy feliz. Porque compartiendo mis textos, me siento viva. 

Empecé a escribir con 9 años el día de mi comunión, en un diario de hojas verdes que me regalaron para la ocasión. A él, le siguieron montones de cuadernos y notas de todo tipo, guiones de teatro junto a mi amiga (y hoy día genial escritora) Noelia Lorenzo Pino, relatos breves, algún artículo de opinión, historias cortas en colaboración para alguna revista de ámbito local y... mi primer blog en 2009, que nació casi al mismo tiempo que mi hija. O más bien, se engendró mientras ella dormía sus siestas. 

Fue una experiencia vertiginosa y apasionante. En menos de un año recibí más de 20.000 visitas de todo el mundo y me encontré dentro de la red, con una familia de desconocidos amantes de las letras que me acogieron sin importarles si era alta, baja, rubia o morena. Solo era un nombre y unas historias. Me enamoré de esa sensación. Por aquel entonces no creía en la gente con dobles intenciones o, mejor dicho, no pensaba que me fuera a topar con ella en mi camino, pero sucedió. De un día para otro me bloquearon la cuenta, alguien se hizo pasar por mí y robaron mis textos. Aprendí latín en cuarenta y ocho horas. A día de hoy cuando me ha tocado dar una charla en institutos, utilizo esta experiencia para prevenir a los chavales de los riesgos en Internet. 
No todo el mundo es bueno, pero por suerte, no estamos solos cuando hay problemas.

Tras aquella experiencia y porque dentro de mí se estaba fraguando el proyecto de una historia que por primera vez superaba las cincuenta páginas, cerré el blog y me dediqué a escribir un sueño, mi primera novela. En primer lugar, no sabía si sería capaz de hacerlo. Y una vez acabada, no estaba para nada segura de que pudiera gustar o interesar a alguien. Seguí los procesos habituales: enviar el manuscrito a distintas editoriales, a concursos, esperar, esperar, esperar... y, finalmente, optar por la auto-edición cuando tras una durísima entrevista me dijeron que mi novela, "es muy difícil que llegue al público. No es comercial. A la gente de hoy día no le van este tipo de historias. Es muy sencilla, en realidad, no cuenta nada. ¿No crees?". No, no creía. Pero me hizo dudar tanto que me creí estas palabras durante 24 horas en las que no pude parar de llorar. Después, me sequé las lágrimas, me agarré a mi instinto, abracé a mi familia y amig@s que conmigo se apuntaron a aquello de "de perdidos al río" y en diciembre de 2012 presenté El Veto en la Biblioteca Ikust Alaia de Irún en una sala repleta de gente que hasta tuvo que sentarse por el suelo y apiñarse en la puerta porque no cabía un alfiler. Increíble.

Dos años después y con muy poquitos ejemplares a disposición de nuevos lectores, solo puedo dar las gracias a tod@s aquell@s personas que no me permitieron sucumbir, a quienes me ayudaron y  apoyaron mi locura. Hoy día, mil gracias a quienes me habéis leído, compartido, regalado y sorprendido, porque desde luego esta auto-promoción ha sido una auténtica fiesta. ¡Mil millones de gracias! ¡Así da gusto y vértigo seguir intentándolo!

En cierta forma, este PISITO BLOG os lo debo. Mucha gente que no me conoce personalmente ha querido leerme o saber algo de esa chica que habla orgullosa de su etapa bloggera, y sin embargo, yo no daba opción: pudor, inseguridad, vergüenza... 
Así que en este mes tan prometedor, en el que iré desvelando detalles sobre un futuro que se presenta muy esperanzador, inauguro oficialmente mi casa en la red. Mi pisito. El lugar donde quien quiera pueda entrar y leer, pasear, comentar o compartirse. Sed bienvenid@s. No esperéis encontrar oro entre entre paredes, es muy probable que esta otra cara, la real, os sorprenda a quienes no conocéis esta faceta mía. No obstante, auguro que pasaremos buenos ratos. Me gusta reírme, me gusta divertirme con lo que hago y mi único objetivo es ser feliz. Así que al lío, lectores amig@s y desconocid@s. Soy intensa, hipersensible, apasionada, bastante loca, contradictoria, romántica y mística. Pero, ¿qué más da? 

"¡Esta eres tú!". Para bien y para mal, siempre.

Cada entrada irá acompañada de una imagen y una o varias canciones. Soy amante del arte, del surrealismo y del realismo mágico en particular. Siempre que pueda indicaré quiénes son los autores de las obras que utilice. Acepto que me enviéis fotos e imágenes para publicar junto con los textos. Musicalmente, es casi vital para mí que una melodía acompañe los relatos. A veces serán canciones relacionadas con el tema, otras la fuente de inspiración.
Tengo que dar las gracias a mi hermano Iñaki por haberme enseñado tanto desde su santuario de la música. 

Y por hoy creo que es más que suficiente, ¿no?
Os pido paciencia, os deseo lo mejor. Gracias por llegar hasta aquí.

Sin máscaras. La imagen que he subido es la primera foto de mí misma que se publicó asociándome a la literatura. Y el tema musical para esta primera entrada, no podía ser otro que: Mr. Jones de los Counting Crows. Forma parte de mi Banda Sonora Personal.

"...we all want to be big stars, but we don't know how, we don't know why...
...you can never be lonely..."

Un beso a tod@s.

Para seguirme en Twitter: @itzisis o @ELVETOnovela
Para seguirme por Facebook: www.facebook.com/pages/El-Veto

NOS LEEMOS!!
Mañana atacaremos con uno de mis relatos favoritos.
Ciaooo...

18 comentarios:

  1. Buena suerte en esta tu nueva-vieja andadura

    ResponderEliminar
  2. You'll never be lonely!!!

    ResponderEliminar
  3. Creo que voy a seguirte

    Sin vetos....todo un reto

    ResponderEliminar
  4. Te quitas la máscara y estas guapisima!! Debes estar orgullosa de tus pasos por lo que entiendo que pases de la Bitácora al pisito!! Un abrazo enorme desde Murcia!!

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué buen comienzo! Gracias!!! La verdad es que sigo efervescente e ilusionada. Me gusta este proyecto del destape y me gusta saberme tan bien acompañada.
    Besazossss

    ResponderEliminar
  6. Continua tu viaje, pero que sea hacia la luz(de viajar al fin de la noche se ocuoan otros) como hasta ahora...y dando la cara que mola mucho...
    Adelante....no te deseo suerte porque quien se lo curra no la suele merecer...
    Mucha mierda, literata!!
    Te quiero

    ResponderEliminar
  7. Se me olvidaba... guapaaaaaa que feliz se te ve!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es como si el tiempo no pasara, eh? jajaja, o más bien que la foto es de hace tiempo, jajajjajajaja

      Eliminar
  8. Parece que se ha perdido el primer mensaje! ... sólo decirte gracias por compartir, me encanta leerte! Muaks!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es el formulario de comentarios. Aún estoy tratando de que todo funcione tal y como mi cerebro piensa que deben funcionar las cosas (pero no es así en la realidad, jeje).
      A mí me encanta que me leas. Muaks!

      Eliminar
  9. Me alegro mucho de verte por aquí, siempre un placer leerte. Un abrazo, nos leemos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Síiii, gracias, poeta. Nos leemos, nos leeremos.
      Me encanta esa expresión.
      Muaks

      Eliminar
  10. Sin máscaras y con atractivo en tu sinceridad, me quedo.

    Besos muchos

    tRamos

    ResponderEliminar
  11. Itzi te seguiré por aquí también! Eres una artista! Bs

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! pero que tú me digas eso... yo escribo y suerte si me leéis, mucha. Pero la que es "artista" y tiene su curriculum de ello, no lo olvides, eres tú. Un placer tenerte en mi pisito.
      Muaks!

      Eliminar

El arte de compartir reside en ofrecer aquello que posees; en este caso, me basta una de tus ideas o tus pensamientos. Una palabra. La mía es: GRACIAS